Autoridad del Centro Histórico

11 Copy

 

El ahora Palacio de la Autonomía  tiene una historia reciente que apenas se remonta hacia finales del siglo XIX, exactamente en el año de 1882 cuando por instrucciones del entonces Presidente de la República, Manuel González dirigidas al Ministro de Instrucción Pública, Joaquín Baranda, quien a su vez delego en Ignacio Manuel Altamirano, la elaboración de un  proyecto para crear la Escuela Nacional de Profesores de Instrucción Primaria, mismo que debería tener irrestricto carácter Nacional, gratuito, sin distinción de sexo; a la vez de contar dentro de sus instalaciones con los espacios adecuados para la educación de los aspirantes de profesores, así como una escuela de párvulos y dos escuelas primarias para prácticas y aplicación de conocimientos; proyecto que fue finalmente aprobado por decreto emitido por la Cámara de Diputados el 17 de diciembre de 1885 y materializado el 24 de febrero de 1887; en un acto solemne encabezado por el entonces Presidente Gral. Porfirio Díaz.

 

3 Copy13 Copy

 

De su autor original no sabemos nada, no obstante a tres años (1890) de si inauguración se requirió de una remodelación a cargo del arquitecto e ingeniero civil Manuel Francisco Álvarez, quien utilizó el estilo ecléctico y dejó para constancia histórica los planos del levantamiento realizado, que ilustran la fisonomía original del rebosante edificio.

 

10 Copy

 

En su devenir histórico, toma singular importancia para la Universidad una vez que dentro y fuera de sus muros acontecieron hechos relevantes no tan sólo para nuestra Máxima Casa de Estudios, sino también para la historia nacional, pues a tan sólo 23 años de funcionar como Escuela Normal de Maestros; toma un giro radical al convertirse en sede de la Rectoría con la reapertura de la entonces Universidad Nacional de México, promovida por el ilustre Justo Sierra, el 2 de septiembre de 1910, (siendo el primer rector el Lic. Joaquín Eguía Liz), hecho que sin lugar a dudas marcó un nuevo camino en la educación superior de la nación. Cuya culminación tiene verificativo y conmemoración, con la adecuación del espacio conocido como El paraninfo, proyectado y materializado por Leopoldo Batres, arqueólogo de profesión, que imprimió su sello personal en la pintura mural que aún podemos apreciar en tan importante recinto y que se utilizó como salón de actos de la renovada Universidad.

 

2 Copy17 Copy

 

No está por demás mencionar que este monumento toma su nombre de un acto de suma importancia para los universitarios y el futuro desarrollo del México naciente, pues en 1929, durante los meses de abril, mayo y junio, uno de los movimientos estudiantiles de magnitudes épicas gritaban solicitando la Autonomía de la Universidad, llegando hasta la más sensibles fibras de una sociedad que no tardo en solidarizarse con dicha petición, nuestro edificio fue uno de los actores principales en tan importante hecho, pues El paraninfo fue sede y escenario de innumerables y ardientes discusiones e históricos discursos, culminando su participación con la declaración de la autonomía universitaria dentro de sus muros, el jueves 13  de junio de 1929, convertida en ley expedida por el Ejecutivo el 10 de julio de ese mismo año.

 

9 Copy7 Copy

 

En 1991 la Facultad de Odontología, una vez que le fue cedido el recinto, crea el patronato para la restauración y preservación de éste, ya comenzados los trabajos, la Dirección General de Patrimonio Universitario  se hace cargo de la continuación del proyecto.

 

8 Copy

 

16 Copy

 

El 06  de septiembre de 2004 es inaugurado por el Rector, Dr. Juan Ramón de la Fuente como el Palacio de la Autonomía Universitaria con motivo de la Declaración de la Autonomía Universitaria. 

 

5 Copy

 

Dirección: Lic. Verdad 2, Centro, 06060 Ciudad de México, D.F.

 

Abre la ubicación en tu GPS

 

Descargar versión para imprimir (PDF - 0.8 MB)

     
Subir